Aínsa-Sobrarbe

Dorf in Huesca

13

Foto: Turismo Verde Huesca

A 589 m de altitud y con 2.000 habitantes, Aínsa, villa y corte del Reino de Sobrarbe posee una situación privilegiada entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y el Parque Natural Posets-Maladeta.

Aínsa ofrece una interesante oferta turística y comercial. La parte comercial y moderna, claramente diferenciada, surgida en torno al cruce de carreteras y el Casco Antiguo Medieval, declarado Monumento Histórico Artístico.

En cuanto a su historia, se fecha el año 724 como el de la Reconquista de Aínsa bajo el mando de Garci Ximeno. Tras organizarse militarmente, los cristianos que habían huido del dominio musulmán, llegaron hasta Aínsa acometiendo la reconquista. Según la leyenda de la Cruz de Sobrarbe, la batalla fue ganada con la ayuda de una cruz luminosa aparecida sobre una carrasca, señal que animó a las tropas cristianas a reconquistar la ciudad. La victoria es conmemorada todavía en nuestros días con la fiesta bienal de “La Morisma”.

A lo largo de la historia a Aínsa le fueron otorgados numerosos privilegios por los diversos monarcas, como el concedido por Alfonso I en el año 1124: el derecho de celebrar ferias, el de aduanas, el de elegir su propio justicia.

1. La plaza medieval 

Parece datar de los s. XII-XIII, los de mayor auge de la villa. Fue escenario de numerosas ferias y mercados. Sus dimensiones y su carácter medieval la convierten en una de las más bellas de España y posiblemente la única que conserva sus construcciones originales.

El elemento más característico son sus porches. Su estilo es típicamente románico, con sus arcos de medio punto, aunque hay algunos ojivales, de modo que es difícil encontrar dos arcos iguales. Las casas de la plaza son de estructura parecida y sus tejados originalmente de losa han sido sustituidos por teja árabe. Bajo los porches de la plaza se encuentran dos prensas de vino comunales.

El resto de viviendas se articulan en torno a dos calles que partiendo de la Plaza Mayor se fusionan en la Plazeta de San Salvador (que debe su nombre a una antigua iglesia de la que sólo quedan algunos vestigios), la Calle Mayor  (llamada también Gonzalo I) y la Calle de Sta. Cruz.


2. La iglesia

La iglesia parroquial está puesta bajo la advocación de Santa María. Es uno de los templos más sobresalientes de todo el Sobrarbe, caracterizándose por su sobriedad y desnudez. Su construcción se inició a finales del s. XI y debió terminarse en la segunda mitad del s. XII.

La torre desempeñó un doble papel: religioso y militar. Este último dado a su óptimo emplazamiento y su considerable altura.


3. El castillo

Impresionante conjunto amurallado, originalmente rodeado por un foso que únicamente se podía salvar atravesando el puente levadizo que daba acceso al descomunal patio de armas franqueado por 4 torreones, de los cuales destaca el de la Torre de Homenaje (s. XI).

Resaltar el entramado de arcos de medio punto que sustentan el paseo de ronda y las dimensiones de esta fortaleza.

4. La cruz cubierta

Templete de planta circular construido en el año 1655 como monumento conmemorativo de la batalla de la reconquista de Aínsa a los musulmanes. El interior cobija la cruz sobre la carrasca, símbolo de Sobrarbe, primer cuartel del escudo de Aragón.


5. Murallas 

Se conservan en su mayor parte enmascaradas por las viviendas que se adosaron por su cara interior. Todavía podemos admirar cinco de las siete puertas que existieron en los dos recintos amurallados: Portal de Abajo, Portal de Afuera, Portal Alto, Portal de Tierra Glera y Portal del Callizo.

El municipio de Aínsa incluye otros 22 pueblos, que nos ofrecen mil rincones mágicos.

 

Route berechnen

Lo más destacado en Aínsa-Sobrarbe y alrededores

Ferienwohnungen in der Nähe

Nach Ausstattung filtern
  • Andere
  • Empfohlen
  • Favoriten

Alle Fotos von Panoramio obliegen dem Urheberrecht des jeweiligen Autors.